Jara seca

Cuadro de transición entre el trabajo de la facultad, más abstracto y la necesidad de rescatar el mundo figurativo y complejo que nos rodea, lo más curioso es que la parte figurativa está hecha en el periodo abstracto(1999) y la parte más abstracta durante el periodo figurativo(2005), la razón de este cambio de estilos para mí está muy clara y proviene del cansancio y el tedio de ver siempre lo mismo, ahora todo vale, uffff! que mal me suena esto con tanto aprovechado que se mueve por el mundo sin nociones ni conocimiento, ya me cansé del “modernismo” ¡que palabra más eterna!, ya me cansé del minimalismo y de sus máximas mínimas, que nos aburren porque aportan muy poquito y están durando demasiado, es de risa lo que está pasando con el arte pero no me hace ninguna gracia, y ahora se traslada a la vida cotidiana, a la publicidad ufffff! a todo, me dan mucha pena y asco las personas que ponderan sin saber y las que critican sin conocimiento, mientras gente con poder pero sin destreza se reparte el pastel de galerias museos etc…aunque dudo que esas personas pasen la criba de la historia no dudo que lo intentarán, son un reflejo de nuestra sociedad, perdida, sin rumbo y sin conocimiento pero con una ambición sin límites y un ego tan exacerbado y pernicioso que los corrompe y pudre por dentro y por ende, a los que los rodean por el “sin sentido” de sus vidas. El ser humano por naturaleza para no aburrise necesita cambios y estar siempre en busqueda, un ser humano así como el agua, si se estanca, para, canaliza… empieza a apestar.

Responder


Félix Martínez-Losa
Foto Félix Después de terminar la Licenciatura en Bellas Artes por La Universidad de Castilla-La Mancha en la ciudad de Cuenca, el CAP (Universidad Autónoma de Madrid) y el FIPS (Universidad de Castilla-La Mancha), dedica sus primeros años a la enseñanza, el estudio y la preparación de su doctorado. Pero su creatividad y su trabajo artístico se apoderan de su vida, porque tiene algo que ofrecer al mundo que realmente merece la pena conocer, porque huye del mensaje simplista o mínimo para ofrecernos algo mucho más complejo, con múltiples lecturas y tantas interpretaciones como espectadores y momentos hay en la vida.